SIERRA NEVADA

La Sierra Nevada de Santa Marta es un destino turístico mágico donde confluyen la sabiduría de la naturaleza y la indígena. Cada paso hacia su interior es un encuentro con una belleza y exuberancia únicas en el mundo. Es la mayor elevación cercana al mar, independiente de la cadena montañosa de los Andes.

El parque tiene 383.000 hectáreas de territorio. Su altura oscila entre los 0 y los 5775 m.s.n.m. Posee clima cálido a helado, pues está ubicado en la montaña, donde se presentan todos los pisos térmicos.

Fue creado en junio de 1977 y su escosistema es de selva húmeda ecuatorial de piso cálido, selva subandina, selva andina, páramo, superpáramo y piso nival (o alpino superior).

Para las etnias que habitan este importante lugar constituye el “centro del universo” que se alimenta por la magia de los relatos, la relación estrecha entre la tierra y sus pobladores, y las deidades ancestrales. La Sierra Nevada de Santa Marta es un tótem vivo, un torrente de historia, cultura y naturaleza.

Fue declarado por la Unesco como Reserva de la Biosfera en 1979. Se encuentran áreas que son destacadas por su importancia para la Conservación de Aves (AICAS), ubicadas en las zonas de Riofrío, San Lorenzo y San Salvador.

Como un gigante en reposo, el Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta se ubica en los departamentos del Magdalena, Cesar y La Guajira y en jurisdicción de los municipios de Santa Marta, Ciénaga, San Juan del Cesar, Fundación, Aracataca, Dibulla, Mingueo, Riohacha y Valledupar.

Quien visite la sierra gozará de la montaña nevada más alta en todo el mundo a orillas del mar, y de los picos más elevados de Colombia, Colón y Bolívar, a alturas de 5775 m.s.n.m. y 5560 m.s.n.m., respectivamente. Una de las riquezas más grandes para el goce del visitante y para el capital social de la humanidad, la constituye su población. La Sierra es el lugar de origen de los Tayrona, una de las más importantes civilizaciones del país. Allí viven alrededor de 30.000 indígenas de las comunidades kogui, arhuaco, wiwa y kankuamo.

En términos generales, el escenario indígena es manejado por los habitantes nativos según criterios, normas y técnicas naturales basadas en una cosmología que liga la vida y la actividad del ser humano con el funcionamiento de la naturaleza.

Los asentamientos en su mayoría están constituidos por casas de habitación individuales o en grupos de tres, con un área de cultivos de pancoger, delimitada por cercas vivas, ramas secas y bejucos espinosos o por cercados construidos con piedra.

SITIOS DE INTERÉS

En el parque existen varios lugares que pueden ser utilizados durante todo el año. Entre ellos se cuentan:

Hasta MINCA la carretera es transitable aunque angosta
1. Corregimiento de Minca: se encuentra a 17 kilómetros de Santa Marta con buena vía de comunicación. Se emplean 30 minutos para llegar allí. Es una agradable población de clima primaveral plena de naturaleza, buena gastronomía y facilidades para el alojamiento.

2. Estación San Lorenzo: separada por 42 kilómetros de Santa Marta, se localiza a 2.200 m.s.n.m., en el costado noroccidental en donde funciona la Estación de San Lorenzo. Se accede al lugar en vehículo de doble tracción. Existe la posibilidad de alojamiento para turistas y científicos e interesados en el avistamiento de aves.

En este lugar, se encuentra la mayoría de las especies de aves endémicas de la Sierra Nevada y es una muestra de la belleza del bosque andino serrano. San Lorenzo es un mirador natural desde donde se descubre la majestuosidad de los nevados, la hermosa bahía de Santa Marta y la Ciénaga Grande.

La ruta dura tres horas aproximadamente, por la salida de Santa Marta, pasando por– Minca – El Campano y Cerro Kennedy.

Las Terrazas en la Ciudad Perdida
3. Ciudad Perdida o Teyuna: construida hacia el año 700 de nuestra era aproximadamente, es el centro urbano más importante entre los cerca de 250 asentamientos descubiertos hasta el momento en la Sierra Nevada de Santa Marta. Está situada entre los 950 y 1.300 m.s.n.m. en las inmediaciones del río Buritaca, en la vertiente norte de la sierra.

Fue centro político y económico. El 40 por ciento de su área estuvo destinada a espacios públicos y el resto sirvió para morada. Su población fluctuaba entre 1.400 y 3.000 habitantes. La conforman más de 250 terrazas que se distribuyen en ocho sectores o barrios, que servían como sitios de vivienda, de trabajo especializado, para ceremonias religiosas o como espacios públicos, intercomunicados por caminos y escaleras de distintas dimensiones.

Las viviendas fueron construidas sobre terrazas escalonadas a lo largo de un pendiente filo; sus cimientos por lo regular son circulares y hechos en piedra que forman anillos de cinco a ocho metros de diámetro. El tamaño de las terrazas estaba condicionado por la topografía; generalmente, su forma era ovoide y, según su tamaño, podían albergar varias viviendas. Algunas veces, llevaban un muro de contención en piedra. Existían también canales de distribución de lluvias ubicados alrededor de los anillos que permitieron un eficaz control de las aguas; otros servían de riego para las terrazas de cultivo.

El éxito de la arquitectura tayrona consistió en evitar la erosión causada por las lluvias en las pendientes de las laderas. Construyeron muros de contención de hasta 12 metros de altura que sostenían los múltiples caminos de diversas dimensiones que atravesaban la ciudad. Igualmente, existían largas escaleras que terminaban abruptamente en las laderas aledañas sirviendo de acceso a los campos de cultivo.

ACTIVIDADES

El parque tiene vocación ecoturística; por tanto, el viajero podrá realizar diferentes actividades; una de ellas es el senderismo en San Lorenzo para conocer sitios como lagunas sagradas, cascadas y diferentes tipos de bosques.

Otras de las actividades son el avistamiento de fauna y flora silvestre, en especial de aves; el baño en las cascadas, el contacto cultural, el montañismo, la arqueología y otras actividades de investigación y educación ambiental.

CIRCUITOS

Existen tres senderos con distintos grados de dificultad y en cada uno de los cuales se pueden realizar distintas actividades:

Sendero a La Laguna: es un recorrido de tres horas (partiendo de la Estación San Lorenzo) con un grado de dificultad medio, en donde se puede visitar la Laguna Sagrada, ver especies del bosque subandino, y disfrutar la vista de Santa Marta, la Ciénaga Grande de Santa Marta y los picos nevados desde los miradores.

Sendero a la quebrada San Lorenzo: en una hora y 20 minutos (partiendo de la Estación San Lorenzo) se puede disfrutar de la observación de las especies del bosque subandino, una cascada de 15 metros de alto y de la fauna silvestre. Sendero de dificultad media.

Sendero a la cascada del nacimiento del río Gaira: si se dispone de 5 horas (partiendo de la Estación San Lorenzo), se puede ir a este nacimiento a ver una cascada de 30 metros y tener una panorámica del bosque. Es un sendero de alta dificultad.

Sendero a Teyuna (hacia la ciudad perdida): Vía troncal del Caribe que va hacia La Guajira, se llega a Guachaca y de allí hasta Machete Pelao. A partir de este punto, se hace el camino a pie o en mula hasta llegar a la Ciudad Perdida (tres días subiendo, dos bajando). Grado de dificultad alto. Para realizar este recorrido, es necesario hacer el contacto con las agencias turísticas, empresas locales que organizan y prestan el servicio integrado de orientación, alimentación y hospedaje.

MEJOR ÉPOCA PARA VISITAR

Los periodos de diciembre a marzo y de junio a septiembre, por ser los de menor intensidad de lluvias.

PRIMEROS AUXILIOS

Los hospitales más cercanos están en las poblaciones de San Juan del Cesar (La Guajira), Santa Marta y Fonseca; sin embargo, en las comunidades rurales del distrito de Santa Marta se encuentran puestos de salud para emergencias.

RECOMENDACIONES

1. Es necesario acudir a guías certificados, preferiblemente originarios de la zona, y tener autorización oficial para realizar visitas a los lugares turísticos, ecológicos y antropológicos que son de difícil acceso y que están ubicados en el parques Tayrona, la Ciénaga Grande y la Sierra Nevada.

2. Las agencias de viajes y las operadoras de turismo de la ciudad le ofrecerán la información y recomendaciones que deberá seguir para realizar estas interesantes excursiones.

3. Contacte siempre a prestadores de servicios debidamente inscritos en el Registro Nacional de Turismo.

4. No olvide utilizar un repelente de insectos.

5. Se requieren vacunas contra la fiebre amarilla y el tétanos.

6. Llevar botiquín completo con suero antiofídico y antidiarréicos.

7. Si se va a la Ciudad Perdida, llevar saco de dormir o hamaca y frazadas para pasar la noche.

8. Si se va a visitar la comunidad de los indígenas, es imprescindible obtener su autorización y consentimiento, incluso para fotografiarlos. Debe respetarse su voluntad con respecto a estos temas.

9. Cuando se paga la tarifa del guía, se cobra peaje por persona en las rutas de acceso a la zona para el mantenimiento de los senderos.

10. En Colombia, es delito excavar para guaquería y sacar piezas de valor histórico o arqueológico.


BREVE ENTREVISTA A MUJER ARHUACA

video